mi caminar pepón jover círculos essen sincronicidades

En el encuentro con la vida

En el encuentro con uno, con el otro y con la vida, existen movimientos sincrónicos de las tres partes, que vuelven mágicos, maravillosos e increíbles ciertos momentos que se dan de forma “espontánea”. Las llamadas sincronicidades. Observo un nivel de la realidad en donde se orquestan sucesos en el arco espacio-temporal, en coordinación sincrónica con el estado de nuestro corazón, dándose “coincidencias” increíbles con fechas, personas, lugares y cualquier otro elemento susceptible de ser objeto de significado.

Advierto como un rail por el que voy caminando y que se hace visible en esos momentos en los que brillan puntos de la travesía, incluyendo hitos del pasado y del presente en una coordinación milimétrica que hace que ciertos sucesos se vuelvan “mágicos”.  Cuando ocurre, siento que me encuentro en el lugar, el momento y el estado preciso, porque advierto ese rail por el que parece que la vida me lleva la mayor parte del tiempo, sin yo percatarme. Pero cuando ocurre, mi corazón resta en paz. Todo está bien, todo está en orden, porque hay un orden implícito en un nivel más profundo de la realidad que se revela mágicamente en esos momentos sincrónicos. Es en esos instantes en los que recupero la fe, la confianza en la vida, en que todo sigue su curso según un orden que, aun no alcanzando a ver ni entender, se revela con el paso del tiempo.

El corazón se alivia

El peso del pasado se diluye completamente con el destello de ese momento mágico en el presente, haciendo que la posible ansiedad por el futuro se transforme en un instante en paz, confianza y sosiego. El deseo, la pretensión, la exigencia, el miedo, la carencia… todo ello se desvanece como el humo en la inmensidad del espacio. Vuelve el corazón de nuevo a caminar sereno un tramo más de esta experiencia vital. Más aún, es en momentos como este que mi corazón se reconecta con mi esencia y ésta con mi camino… así de mágicos son estos encuentros con la vida. Son regalos de las estrellas para seguir confiando en la vida.

En la medida en la que nuestro corazón se abre y la conciencia está presente y atenta, el encuentro con la vida nos regala estos increíbles momentos. Ocurre entonces que la vida nos habla, nos indica el camino, nos susurra al oído, y nos dice que vamos por buen camino…

La vida habla

Hay otras ocasiones en los que la vida nos habla en un tono más alto porque no hemos oído los primeros susurros, ni los posteriores avisos, es cuando a veces ocurren accidentes o emergen enfermedades… Cada situación tiene su contexto y su razón y no puede generalizarse… no obstante, hay veces en los que la vida claramente nos pone el freno de mano para detenernos… Hay otras, en las que nos muestra el camino cerrándonos puertas, con la esperanza que veamos que por ahí no es y que cambiemos la dirección de nuestros pasos… es en estas encrucijadas que la vida nos ofrece una gran oportunidad de transformación y crecimiento interior.

Aprender a leer en el encuentro con la vida, requiere de un corazón abierto, una mente atenta y una mirada profunda. Descubrir esta dimensión transpersonal hace que nuestros pasos parezcan mágicos en algunos hitos del camino y nos permiten reconectar de nuevo nuestro corazón con los latidos del Universo.

 

_____________

por Pepón Jover

Psicólogo Transpersonal y Terapeuta Gestalt

Fundador de Círculos Essen

info@circulosessen.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *